Proceso de Evaluación Interna

 

 

La autoevaluación es un proceso reflexivo y analítico cuyo propósito principal es identificar los avances y desafíos de la universidad en cada una de las funciones que realiza, poniendo especial atención en la existencia y aplicación efectiva de mecanismos de aseguramiento de la calidad que conduzcan a la institución al cumplimiento de sus propósitos y al mejoramiento continuo de su labor.

El proceso de autoevaluación reviste un importante nivel de complejidad, debido a que exige coordinar una gran cantidad de personas, procesos, operaciones y recursos en un periodo acotado de tiempo, en forma tal que se aseguren los niveles óptimos de participación y la calidad de los análisis involucrados. Ello supone un cuidadoso proceso de planificación de las actividades involucradas y una comunicación eficaz de los propósitos centrales de este tipo de evaluación hacia toda la comunidad.

El proceso de evaluación es conducido desde los niveles centrales de la institución, específicamente desde el liderazgo de las cuatro vicerrectorías, y la coordinación general de la evaluación está a cargo de la Dirección General de Gestión Institucional, instancia que cuenta con los equipos técnicos y la experiencia para ejecutar programas de evaluación en los distintos niveles institucionales.

El proceso de autoevaluación institucional implica la participación activa de los distintos actores que integran la comunidad universitaria, así como de instancias externas que mantienen una vinculación relevante en el quehacer institucional. Para cautelar esta participación amplia se realizarán consultas a la comunidad y se efectuarán jornadas de evaluación a nivel general y por facultades, cuidando que se analicen cada uno de los criterios de evaluación de las áreas de acreditación.

La Universidad someterá a evaluación las áreas de Gestión Institucional, Docencia de Pregrado, Vinculación con el Medio e Investigación, para lo cual ha conformado cuatro comisiones institucionales de evaluación, cada una liderada por uno de los Vicerrectores. Las Comisiones están conformadas por Decanos, académicos y directivos de diversas áreas de la institución, quienes tienen la responsabilidad en levantar información sobre el área y diseñar el proceso de evaluación.

El trabajo de la Comisiones será evaluar si, para cada área de acreditación, la universidad cuenta con propósitos claramente definidos; si estos propósitos orientan efectivamente el desarrollo de cada área; la existencia de mecanismos formalmente establecidos para el aseguramiento de la calidad; evidencia de la aplicación sistemática de estos mecanismos; y obtención de resultados concordantes con los propósitos declarados; entre otros aspectos.

Las Comisiones desarrollarán su trabajo durante todo el primer semestre de este año, culminando con la entrega de un informe de evaluación del área respectiva, el que será recogido en la elaboración del informe de evaluación institucional que será enviado a la Comisión Nacional de Acreditación.

Universidad Católica de Temuco - Dirección General de Gestión Institucional